1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://maquillaje.about.com/od/bellezapormenos/a/Mascarillas-Caseras-Para-El-Rostro.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Mascarillas caseras para el rostro

Por

Mascarillas caseras para el rostro
Imagen © Kate Jacobs/Getty Images

Nuestras abuelitas tenían razón. A veces lo “hecho en casa” resulta el mejor remedio… incluso para esos pequeños accidentes de belleza. Mezclar ingredientes que encuentras en tu cocina es divertido, te ahorrará mucho dinero y podría ser una excelente opción para pasar tiempo de calidad con tu hija adolescente o relajarte durante el fin de semana.

Ver más: top 10 mascarillas comerciales que valen la inversión.

Ahora sí, ¡manos a la obra! Pon en práctica estos tips para crear fabulosas mascarillas caseras –que de verdad funcionan— desde la comodidad de tu hogar.

· Huevo y yogurt: ideal para todo tipo piel. Esta sencilla máscara te ayudará a hidratar el rostro al máximo, sobre todo en temporada invernal. ¿Cómo hacerlo? Mezcla dos claras de huevo con dos cucharadas de yogurt sin sabor. Aplícalo por 10 minutos y retira con agua tibia.

· Miel y yogurt: una poción un tanto espesa que hace milagros hasta en las pieles más deshidratadas. ¿Cómo hacerlo? Combina dos cucharadas de miel de abeja con una cucharada de yogurt griego. Aplica y deja reposar por 20 minutos. Si tu cutis es extra seco, repítelo dos veces por semana.

· Leche y camomila: la combinación ideal para rostros sensibles o con quemaduras solares. Ambos ingredientes refrescan y nutren, además de aliviar la sensación de ardor. ¿Cómo hacerlo? Hierve una bolsita de té de manzanilla (camomila); deja reposar por unos minutos y mézclala con media taza de leche fría. Puedes meterla en la nevera toda la noche para que se concentre. Aplícala con un algodón a lo largo del rostro y repite varias veces al día, si lo deseas.

· Café: uno de mis favoritos para exfoliar. La “borra” del café es muy útil para eliminar la hinchazón y devolverle el brillo a un cutis opaco. ¿Cómo hacerlo? Tras preparar el café como de costumbre, toma el residuo y mézclalo con tres cucharadas de agua (o aceite de oliva si buscas más humectación). Revuelve hasta obtener una pasta, aplícalo y luego de 15 minutos retira con movimientos circulares.

· Yogurt y bicarbonato: créeme, no existe mejor solución para blanquear axilas, codos y rodillas o “arreglar” un bronceado sin sol que no fue aplicado correctamente. ¿Cómo hacerlo? Mezcla cuatro cucharadas soperas de bicarbonato de sodio con dos de yogurt. Úntalo con movimientos circulares en todo el cuerpo y rostro. Enjuaga con abundante agua templada.

· Fresas y bananas: ¡delicioso en postres y efectivo para el acné! Una simple combinación ideada para secar espinillas, reducir el brillo e hidratar las pieles grasas. ¿Cómo hacerlo? Haz un puré de banana con cuatro o cinco fresas y aplícalo en tu rostro por 20 minutos. Si agregas unas gotitas de limón obtendrás beneficios extras (como aclarar cicatrices) pero debes utilizar protector solar con mayor frecuencia.

· Cúrcuma: ¿tienes la piel morena u oscura? Esta mascarilla a base de polvo de cúrcuma ayuda a reavivar los tonos naturales de tu cutis, limpiar a profundidad y suavizar. ¿Cómo hacerlo? Mezcla dos cucharadas de cúrcuma con una cucharada de aceite de girasol y una de yogurt. Déjalo en tu rostro por 20 minutos y retira muy bien. Advertencia: no lo utilices si tu piel es blanca.

· Uvas y aguacate: sí, una combinación extraña si piensas comerlo. Sin embargo, soluciona esos odiosos detalles propios de las pieles maduras como patas de gallo, líneas de expresión y resequedad. ¿Cómo hacerlo? En un procesador, combina la mitad de un aguacate maduro y de seis a ocho uvas rojas sin semilla. Forma una pasta y aplica por 25 minutos. Retira con agua fría para tensar aún más la piel.

· Perejil, avena y miel: un “combo” que sirve para cualquier edad gracias a sus múltiples beneficios: el perejil tiene propiedades blanqueadoras mientras que la avena suaviza y nutre, al igual que la miel. ¿Cómo hacerlo? Hierve un ramillete de perejil. Al enfriarse, combina cuatro cucharadas del mismo con dos de avena y dos de miel. Déjalo por 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

· Rosas: esta receta es tan delicada que puede ser utilizada por niñas y jovencitas sin temor a deteriorar su piel. También se recomienda para cutis mixtos. ¿Cómo hacerlo? Pon a hervir pétalos de rosas. Una vez enfriado, tritura las rosas y mézclala con una cucharada de yogurt o miel y 10 gotitas de aceite de rosas (opcional). Aplica por 15 minutos y retira.

Nota: como la mayoría de las recetas naturales, es preferible usar la mascarilla inmediatamente después de preparada. Asimismo, la constancia es clave cuando se trata de resultados ya que estas mascarillas no contienen químicos o componentes que aceleran el proceso. Inclúyelas en tu rutina de belleza semanal o como parte de tu “spa en casa”.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Maquillaje
  4. Belleza por menos
  5. Mascarillas caseras - Mascarillas caseras para el rostro

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.